La ley de Michigan mordedura de perro

septiembre 7, 2016 6:13 am Published by

Michigan tiene leyes que establezcan claramente cuáles son las responsabilidades de un propietario de perro son en cuanto a su mascota y lo que una víctima puede hacer si un perro lo muerde.

“Perro que muerde”
La ley de Michigan diferencia entre un perro que ataca sin provocación y un perro que muerde a una persona que traspasa; una persona que provoque o atormenta al perro; o un perro que protege a una persona de asalto. Un perro que ataca a una persona, ganado u otro perro sin provocación cae bajo el término “animal peligroso” en virtud de la ley de Michigan.

Responsabilidad del propietario
Si un perro muerde a alguien, la ley de Michigan tiene el dueño responsable. Esto es cierto si no hubo provocación y la persona que estaba en cualquiera de propiedad pública o privada. Esto también es cierto incluso si la persona estaba en la propiedad del dueño del perro, siempre y cuando la persona estaba allí legalmente (no comprometido, en el momento, en cualquier actividad criminal). Si un perro muerde a alguien, el propietario debe asumir la responsabilidad de los daños. Incluso si el propietario no tenía conocimiento de que el perro puede morder o si el perro no había mostrado una inclinación anterior a morder, el propietario aún tiene la responsabilidad.

Pasos legales
Si la persona incurre en una mordedura de perro, puede presentar una queja ante un juez de tribunal de distrito, tribunal municipal o tribunal de distrito. El tribunal puede ordenar a continuación, el oficial de control de animales para confinar al animal en un refugio hasta que el tribunal conoce de la causa. Si se ha encontrado al perro a ser un peligro para la comunidad, el tribunal puede ordenar que el oficial de control de animales sacrificar al perro. La corte también puede ordenar al propietario para tatuar al perro para marcarlo como un perro que puede ser peligrosa; pedir al propietario para obtener un seguro por cualquier lesión, además, que el perro puede provocar; pedir al propietario para encerrar al perro en la esgrima de escape a prueba; y / u ordenar al propietario para esterilizar al perro para reducir su comportamiento agresivo.

Categorised in:

This post was written by Abogado

Comments are closed here.