El dolor de cadera en los perros

septiembre 8, 2016 9:20 am Published by

El dolor de cadera puede aparecer gradualmente en el caso de enfermedades degenerativas como la artritis, o puede aparecer de repente si su perro está lesionado. Consulte a un veterinario tan pronto como usted ve síntomas de dolor de cadera.

En la mayoría de los casos, los síntomas de dolor de cadera aparecen gradualmente. Usted puede notar que su perro es menos activo y menos correr y jugar. Él puede ser reacios a subir escaleras o saltar dentro y fuera del coche. También puede mostrar signos sutiles de dolor, tales como fuertes jadeos, inquietud o lamer cerca de sus caderas. A medida que progresa el dolor, su perro puede cojear en las patas traseras o mantener sus piernas en una posición extraña. En casos extremos, su perro puede vocalizar o gemir en respuesta al dolor de cadera.

El dolor de cadera puede ser causada por las condiciones degenerativas o de desarrollo o por una lesión. Una causa común de desarrollo de dolor de cadera es la displasia de cadera. Esta es una condición común en perros de razas grandes, como San Bernardo, mastines y Rottweilers y algunas razas más pequeñas, incluyendo los bulldogs y doguillos franceses. La articulación de la cadera en los perros con esta condición está suelta, ya que no se formó correctamente.

La osteoartritis de la cadera es una causa común de dolor degenerativa de la cadera. La artritis tiene muchas causas, incluyendo el estrés o trauma en el desgaste de las articulaciones o anormal de un defecto congénito. Se puede observar en perros con displasia de cadera.

El dolor de cadera causada por una fractura o dislocación de la cadera por lo general es causada por ser golpeado por un coche u otro trauma importante. Otras causas potenciales de dolor en las articulaciones de la cadera incluyen tendones lesionados o ligamentos, enfermedad de Lyme y el cáncer.

Su veterinario puede diagnosticar la causa del dolor de cadera mediante la revisión de los síntomas de su perro e historial médico y realizar un examen físico. Su veterinario puede tomar radiografías de la articulación de la cadera para buscar displasia de cadera, artritis o fracturas. Las pruebas adicionales pueden ser necesarias si su veterinario sospecha que otra de las causas como el cáncer o la enfermedad de Lyme.

El tratamiento del dolor de la cadera depende de la causa. Ajuste de la dieta de su perro puede ayudar a perder peso y disminuir la tensión en las caderas. Su veterinario puede sugerir el aumento de ejercicio para que su perro desarrolla los músculos para soportar mejor las articulaciones. medicamentos anti-inflamatorios y analgésicos pueden ayudar a controlar el dolor de la cadera de su perro.

Complementar la dieta de su perro con glucosamina y condroitina puede ayudar a los síntomas de la artritis. Los suplementos de aceite de pescado pueden ayudar a reducir la inflamación en la articulación. Consulte a su veterinario antes de usar suplementos de perro.

Algunos perros pueden beneficiarse de masaje o terapia física como la estimulación eléctrica, cintas de correr bajo el agua y la terapia de ultrasonido también puede beneficiar a su perro. Pregunte a su veterinario para obtener recomendaciones y referencias.

Las opciones quirúrgicas pueden incluir reemplazo de la articulación de la cadera o el uso de las técnicas artroscópicas para limpiar una articulación.

Categorised in:

This post was written by Abogado

Comments are closed here.